| Sin categoría

¿Alguna vez has visto que tu gato, tras oler algo intensamente, parece entrar en un estado de hipnosis? A esto se le llama respuesta de Flehmen.

¿Su gato flehmen a veces hace una cara burlona rara? Los gatos levantan sus labios después de una muy larga aspiración y mantienen la boca ligeramente abierta para oler las feromonas. Flehmen, es una palabra alemana que significa “arrugar el labio”, podría ser confundido con un gruñido agresivo, pero es un comportamiento perfectamente normal y pacífico en un gato.

La respuesta de Flehmen consiste en abrir ligeramente la boca y retraer los labios (como si hiciera una mueca) tras oler un aroma intenso que generalmente procede del exterior de su casa. Mediante este movimiento el aroma llega a su órgano vomeronasal, un poderoso analizador de aromas localizado entre la boca y la nariz, que llevará la información analizada al cerebro. Los gatos tienen un segundo mecanismo de análisis de olores llamado órgano de Jacobson o vomeronasa. Este se encuentra entre el paladar duro de la boca y el tabique de la nariz. El órgano de Jacobson se enlaza con el hipotálamo en el cerebro y sirve como una especie de central para dirigir la información a otras áreas.

Así, con tan solo analizar un olor de este modo, el gato es capaz de descubrir qué animal era, si estaba sano o enfermo, su género, si estaba en celo, cuándo dejó el olor… No solo lo utilizan los gatos, también otros felinos, los caballos y otros muchos mamíferos. Es una gran forma de comunicación.